África (no) mía

Por primera vez en la historia el Mundial se disputa en continente Áfricano. Un juego relajado con jugadores sin miedo escénico hicieron que el crecimiento futbolístico del continente tome una pronunciada curva ascendente gracias al aporte de entrenadores extranjeros que ayudaron a incorporar táctica y orden a la precaria idea de estrategia que se tenía. La localía ilusionaba y hacia pensar en la mejor actuación africana en la máxima competencia de fútbol por países. Si bien es prematuro hablar cuando restan partidos para finalizar la primera etapa, la realidad marca que el comienzo de Sudáfrica 2010 no fue favorable: de nueve partidos disputados por las seis selecciones del continente el único que pudo triunfar fue Ghana y con un gol de penal.

Gyan, figura de Ghana, festeja el gol de penal. Valieron tres puntos.

El nivel demostrado por Nigeria estuvo lejos de lo esperado y dependió de la figura del arquero Vicent Enyeama para sostener partidos que finalmente terminaron en derrotas con Argentina y Grecia. Meses antes de comenzar la Copa del Mundo el sueco Lars Lagerbäck se hizo cargo de las Águilas pensando en lograr una clasificación a octavos de final que hoy corre serio peligro.

Kalu Uche marcó el único gol nigeriano en Sudáfrica (1-2 ante Grecia).

La Camerún de Eto’o no tuvo respuestas ante una ordenada Japón. Las críticas del hombre del Inter y de Emaná hacia el técnico, francés él, Paul Le Guen no hacen auspiciar un panorama demasiada alentador en el futuro cercano de una selección que con Samuel por derecha, como en el equipo de Milán, pierde muchísima calidad en ofensiva.

La decepción de Samuel Eto'o tras la derrota.

Argelia es, en teoría, el más débil de todos. Es el único representante de la África árabe y, además, quién tiene de manera exclusiva un técnico africano. Perdió con Eslovenia, el equipo que se presentaba como el rival más accesible para los argelinos y rescató un empate ante una pálida Inglaterra.

Argelia perdió el primer partido por su arquero y mejoró la imagen ante los ingleses.

Costa de Marfil, si bien no ganó, demostró un buen juego colectivo y rigurosidad defensiva para empatar ante Portugal. El grupo pinta difícil ya que además de los lusos está Brasil.  Con un Didier Drogba lesionado en el codo y participando, casi milagrosamente, desde el banco de suplentes los elefantes buscarán pasar el grupo de la muerte y llegar a octavos por primera vez.

Los marfileños hicieron sentir el rigor físico ante Portugal.

Por último el organizador. Sudáfrica comenzó con grandes expectativas, las estadísticas decían que el anfitrión nunca quedaba eliminado en primera ronda y sus hinchas le dieron alegría a un país esperando resultados positivos. Su DT, el brasilero Parreira, hablaba de que el Mundial empezaba “en octavos”. El empate ante México fue un llamado de atención y la derrota 0-3 con Uruguay los dejó prácticamente eliminados.

Los Bafana Bafana y un baile que se va despidiendo.

En total los equipos africanos jugaron 9 partidos en Sudáfrica: 5 terminaron en derrotas, hubieron tres empates y en una sola ocasión hubo triunfo.  Sólo convirtieron tres goles a favor y recibieron nueve… bastante flojo. Sin lugar a dudas los africanos seguirán dándole color al Mundial porque es un hecho histórico. Pero, por ahora, será difícil que puedan ser profetas en su tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s