El “Bicho” del “Bichi” y un sueño posible

Caruzzo y el gol agónico que significó el triunfo.

Realmente el fútbol argentino es uno de los más emocionantes del mundo. Quizá una de las ligas en el mundo que más se acerque, aunque esté bastante lejos, es la de España con el Real Madrid y el Barcelona peleando mano a mano. La fecha que pasó este último fin de semana fue realmente increíble. Estudiantes era líder y recibía a un Rosario Central que dependía de un milagro para salvarse de la promoción. Al mismo tiempo, en Paternal, Argentinos e Independiente se jugaban el todo por el todo. En Quilmes Verón se hizo expulsar ingenuamente -correcta decisión de Federico Beligoy- y dejó a su equipo con uno menos muy tempranamente y el mensaje que se recibía del estadio Diego Armando Maradona no exigía una victoria para seguir arriba. El bicho empezaba ganando pero el rojo lo daba vuelta y se ponía 3 a 1 con dos tantos de un ex jugador de la institución, Leonel Nuñez -que pidió perdón por los goles y fue insultado tras ser reemplazado-. Justamente por eso decía que el León no necesitaba imperiosamente los tres puntos. Con este resultado mantenía la punta y dependía de si mismo de cara a lo que venía. Los dirigidos por Sabella, que en la semana había dicho que quería terminar el campeonato este fin de semana, intentaron tibiamente llevarse el partido. El empate terminó siendo justo.

Verón se va masticando bronca. La expulsión fue justa.

Mientras tanto Borghi, que no podía contar con sus dos enganches por lesiones -Coria y Hernández-, hizo jugar al defensor Ignacio Canuto como media punta. Si, una apuesta y, para muchos, una locura. El conjunto local fue en busca del descuento para luego ir por el empate y, por último, la victoria. Ocurrió todo. Primero el delantero Nicolás Pavlovich -había abierto el marcador- descontó tras un centro del improvisado enganche, recientemente mencionado. Luego y tras varios rebotes en el área, Juan Sabia consiguió un empate que ya tenía sabor a hazaña por que se consiguió con el tiempo cumplido. Pero no fue todo para el bicho del Bichi. Cuando se estaban “recuperando” los minutos el lateral izquierdo de Independiente, Lucas Mareque, intentó salir jugando con Walter Acevedo. La devolución del mediocampista central fue corta y la pelota derivó en el interminable José Luis Calderón que vio la entrada del capitán Matías Caruzzo. El intento de definición fue de calidad pura. Eduardo Tuzzio se interpuso en el camino de la pelota y le cambió el palo a Adrián Gabbarini. La pelota entró pidiendo permiso y se desató la locura. Argentinos dio vuelta un partido que quedará en la memoria de muchos, independientemente de si se da o no el campeonato. Ganó un partido de campeón y quedó mirando a todos desde arriba justo cuando queda la última fecha por delante. El festejo de la gente, la emoción de Néstor Ortigoza, Gustavo Oberman agarrando una cámara de fotos de un conocido del club y tomando imágenes de la hinchada. Todo fue fiesta en un fútbol argentino que nos depara una última fecha igual de apasionante.

Tuzzio intenta defender rodeado por cuatro jugadores de Argentinos.

En la última fecha ambos serán visitantes. Argentinos visita a Huracán que llega con la moral en alza tras ganarle a Boca en la bombonera. Estudiantes, por su parte, visitará a un Colón que, a pesar de no estar en su mejor momento, se hace fuerte en su estadio. El domingo a las 15 hs se termina. ¿Argentinos podrá consagrarse en el Clausura o el impredecible campeonato local nos traerá sorpresas como las que se vivieron en este fin de semana? ¿Quién va a ser el campeón?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s